Protección solar en la montaña

La zona de la piel más expuesta en la nieve es la del cutis. Los niños se queman con mucha facilidad, necesitan una buena crema de protección solar y labial.

consejos2

La crema debe extenderse con generosidad por la cara (labios y párpados también), al menos, media hora antes de llegar a la nieve. Hay que renovar la aplicación con frecuencia, siguiendo las instrucciones del fabricante.

Los cuidados deben extremarse en niños con pieles sensibles y ante cualquier duda consultar al médico.

El 70% del daño solar provocado por los rayos ultravioletas se produce durante los primeros 18 años de vida.

Por eso es tan importante el cuidado de la piel de los chicos desde que son pequeños. El daño solar en la piel es acumulativo e irreversible. Comienza en la primera infancia, cuando los niños se exponen al sol jugando al aire libre, y más intensamente en la playa, las montañas o el campo (la arena, el agua y la nieve reflejan los rayos del sol y aumentan su acción dañina). Pero también debés recordar que hay que cuidar la piel durante todo el año, ¡no importa si es verano o no! El sol está, y los rayos atraviesan las nubes (¡hasta en un 85%!).

¿Cómo protegerse del sol? A la hora de elegir el factor de protección solar (FPS) es fundamental conocer el tipo de piel donde se lo aplicará, ya que existen diferentes tipos de piel y diferentes factores de protector solar.

En cuanto a los tipos de piel, la comunidad médica distingue hoy esta categorización:

El fototipo I: corresponde a las pieles muy claras, siempre experimenta quemaduras solares y nunca se broncea.

El fototipo II: pieles claras, experimenta siempre quemaduras solares con facilidad y se broncea mínimamente. El I y II son “sensibles” a la radiación solar.

El fototipo III: pieles intermedias, presentan fácilmente quemaduras moderadas y se broncea gradualmente.

El fototipo IV: pieles morenas, presentan ocasionalmente quemaduras. Se broncea (piel ligeramente morena) III y IV son “normales” en cuanto a su exposición al sol.

El fototipo V: pieles oscuras, presenta quemaduras esporádicamente. El bronceado es intenso.

El fototipo VI: pieles de raza negra, nunca exhibe quemaduras y se broncea muy intensamente. V y VI son “insensibles” a la irradiación solar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s